Reducción de costos en logística: empaquetado y almacenaje

Cómo reducir costos en logística: Empaquetado y embalaje

Los protocolos y procesos dentro de un almacén son fundamentales, por lo que reducir costos en el empaquetado y embalaje es clave para evitar perdidas en el proceso logístico de las empresas. 

La reducción de costos logísticos en materia de empaquetado y embalaje es una tarea que requiere de acciones puntuales que permitirán ofrecer estos servicios de valor agregado en las empresas. 

En este sentido, la optimización del empaquetado y embalaje de los productos puede ahorrar a tu empresa tiempo y dinero, debido a toda mejora en los procesos implica una mejora en la productividad.

Empaquetado y Embalaje

El empaquetado y el embalaje son dos procesos que se requieren en el almacenado y transporte de cualquier mercancía. Ambos requieren de un análisis previo de la misma para lograr su objetivo.

Mientras que el empaque sólo cubre el exterior del producto, el embalaje permite su transportación en masa. Sin embargo ambos son catalogados como tipos de embalajes.

Acciones que favorecen la reducción de costos logísticos

El volumen de tu mercancía

Es importante que consideres la cantidad de mercancía. El tener los números claros facilita la toma de decisión en tanto a cuanto y cuando comprar los empaques y embalajes.

Optimiza el formato de tu embalaje

El tamaño y la forma del embalaje depende de dos aspectos: el tipo de mercancía y el lugar de destino. puedes optar por el uso de embalajes “flexibles” que puedan adaptarse a más de un producto, simplificando  el stock de almacenaje y favorecer también la compra por volumen.

Considera la calidad del embalaje

Aunque todo producto que requiera ser transportado, almacenado o distribuido requiere de un empaque; no todos los empaques o embalajes se adaptan a todos los productos. por tanto,  los tipos de embalaje deben cumplir con requisitos específicos que salva guarden la calidad de los productos.

Asesórate con expertos

Ten en cuenta que elegir el mejor empaquetado y el tipo de embalaje para transportar tu mercancía requiere de experiencia. Antes de abocarse a la compra de los empaques; asegúrate de que estos costos están basados en tu consumo real y compra sólo lo necesario.


Tres condiciones para que un embalaje funcione

  • Ser reutilizable
  • Que sea económico,
  • Con poco espacio y que tenga un costo adecuado

Cómo reducir costos en el empaquetado y embalaje

Conoce las diferentes formas con las que puedes optimizar los embalajes durante tus procesos logísticos y para presentar productos en el mercado para ayudar a la cadena de suministro de tu empresa.

Optimiza tus materiales 

Si utilizamos materiales excesivamente caros, que provocan desperdicios o difíciles de manipular, estamos añadiendo tiempo y dinero a nuestra cadena de suministro. No debemos pretender disminuir la calidad de nuestro empaquetado, sino analizar posibilidades de cambio sin que ello perjudique a nuestros clientes.

Optimizar el embalaje significa tomar decisiones precisas sobre el propio modelo de empaquetado y los materiales de transporte que utilizamos para llevar el producto en las mejores condiciones a nuestros clientes. En este proceso trata de buscar las mejores alternativas a los productos que estamos utilizando (cartón, cinta adhesiva, papel de relleno, etc,).

Haz que el transporte sea más fácil

Cuando preparas la mercancía para ser transportada, generalmente piensas en el tamaño y peso del producto donde el embalaje forma parte del mismo, sobre todo si son mercancías voluminosas.

Optimizar el embalaje te permite eliminar excesos innecesarios y que por defecto, generan un mayor costo a los transportes asociados. De forma general, reduciendo la forma, cantidad o tamaño del embalaje utilizado, podemos transportar más “producto y menos aire”, con los consiguientes ahorros de tiempo y dinero.

Encuentra el embalaje óptimo

Para descubrir la forma más óptima de embalar, es necesario considerar cuidadosamente la complejidad y eficiencia de estos procesos. Para reducir la complejidad, debes tener el máximo de embalajes similares. La eficiencia está relacionada con la adaptación de cada embalaje a su producto más óptimo.

Encontrar el nivel óptimo entre complejidad y eficiencia es crucial para reducir los costos de transporte, ahorrando espacio y peso en cada envío. Y este proceso que es realizado de forma constante, puede suponer disminuciones importantes en tu costo logístico.

En conclusión, todas las empresas deben aplicar mejores prácticas en optimización de empaques y embalajes, porque está acción les permitirá ahorrar en tiempo y dinero, para ser espacios más productivos y competitivos en sus cadenas de suministro.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *